Estuve en México, ¡ándale!

El colegio Kukulcán (Cancún, México) es una caja de sorpresas. Sorpresas agradables. Conocí este centro hace ya unos diez años, y me dejó una gran huella. Gente amable, que ama su trabajo, dedicación completa y que, como me dijeron, “saben cómo masca la iguana”.

Mi primera impresión cuando llegué al despacho del entonces director del centro Julián Ramírez Florescano, fueron los retratos de Pancho Villa y Emiliano Zapata que colgaban de sus paredes. Mucho decían y dicen estos retratos del carácter del Kukulcán, así como su nombre, maya, que alude a la pirámide que centra la antigua ciudad de Chichén Itzá.

Hace unos meses y en contacto con el nuevo director, un joven Julián Fernando Ramírez, surgió la posibilidad que llevaba años deseando. Colaborar con esta escuela de Cancún, aportando mi pequeño grano de arena a su labor. Mi propuesta fue realizar un taller de escritura con un grupo de alumnos de entre 13 y 15 años, con especial atención a los signos de puntuación.

Este taller había sido aplicado en el centro Joan Abelló de Mollet del Vallès, con alumnos más jóvenes.

La experiencia en Cancún fue muy enriquecedora, compartir este tipo de trabajo con alumnos de otros países y realidades es sorprendente. Estoy agradecido a la gente del Kukulcán por darme esta oportunidad, que estoy seguro que para ellos también fue positiva. Con la mente abierta para repetirlo.

Toni Villalolobos

 

 

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

w

S'està connectant a %s